Sex shop cerca de zonas infantiles

Si estás pensando en montar un sex shop online en la ciudad que resides quizás antes de todo debas conocer cuáles son las normativas que hay para colocar un establecimiento de este tipo en las cercanías porque, pudiera ser, que cerca de donde quieres ponerlo haya algún establecimiento o zona calificada como infantil y no sea la mejor zona donde ubicarlo.

Un sex shop en una zona infantil puede hacer que los niños y adolescentes tengan curiosidad por los productos e incluso que entren queriendo saber más con lo que, a los padres, puede no gustarles y la mala fama que se crea el negocio puede hacer que se cierre debido a la falta de clientes.

De hecho, en Corea del Sur, hay una jurisprudencia según la cual los establecimientos de sex shop no deben ubicarse a menos de 200 metros de zonas infantiles ya que, de lo contrario, podría generarse en los niños una curiosidad anormal sobre la sexualidad y los juguetes sexuales y aumentar los delitos sexuales entre los adolescentes (bien por querer probar los juguetes en otros o los robos de juguetes sexuales en las tiendas).

Analizando objetivamente este aspecto podríamos darle la razón a medias. No decimos que deba haber sex shop cerca de zonas infantiles para “tentar” a los niños, sino que se han de ver como tiendas normales que, al fin y al cabo, son así, porque en realidad lo que hay que educar es en la sexualidad y no verla como un tabú.

Por eso las sex shops se están abriendo, poco a poco, pero también manteniendo unos límites para que no influya negativamente en los comportamientos infantiles o cuando se están desarrollando.

En caso de que tuvieras que poner un sex shop deberías irte más a otro tipo de zonas que quizás también serían igual o mejor para ubicarte como por ejemplo las zonas de bares o las de regalos que, como sabrás, en todas las ciudades suele haber algunas zonas mejores que otras. Y, también, para evitar estos problemas, siempre puedes pensar en una sex shop online que te quita de este tipo de problemas puesto que los productos los vas a tener en tu propia casa y no deberían molestarte demasiado en el día a día (incluso podrías llevar dos trabajos a la vez siendo el otro secundario).